lee mis entradas desde tu e-mail

jueves, 23 de junio de 2016

Delirando

Son casi las 9 y solo quedan las siluetas sueltas en mi habitacion.
Y en la persiana se desliza un hilo de luz, mientras estoy en el piso como estropajo derrotado.

Mientras me apuñala el silencio los gritos no efectuados.
Y me voy dejando caer en lo mas hondo de mi pensamiento, acomodando tragedias, abriendo las ventanas del desasosiego para ventilar los problemas.
Un sorbo a la jarra de cerveza, para que el sabor baile en el paladar y musica demasiado extraña en los audifonos, invitandome al olvido,  olvido infinito y bastardo.
Olvido que en sobriedad regresara de golpe, como las olas del mar quizas en mis momentos serenos.
Olvido con tinte melancolico, tonada amarga sin acompañante. Otro sorbo a la cerveza y a proseguir escudriñando y re descubriendo universos heridos.
Queriendo hacer de ellos, nuevas ilusiones. Que la escencia que los tenia latiendo siga ahi pero con otro proposito.

El cigarro se consumió, la cajetilla esta vacia y una nube de humo me atrapa sin salida, como tantas preguntas que ya no podran ser respondidas ni hoy ni nunca a menos que encuentren la manera de hacer hablar a los muertos, a las paredes y los papeles quemados revelen lo que ocultaron en las llamas...

Veo con dificultad y son las 3 de la mañana, lo supe porque la piel buscaba calor de algun trapo que sirviera de sábana improvisada.

En la inmundicia de mis desechos mentales agoniza un brote de cordura, en peligro de extincion.


No hay comentarios:

Publicar un comentario