lee mis entradas desde tu e-mail

lunes, 29 de mayo de 2017

Tragi-mentira

Medianoche otra vez
Domingo otra vez
Depresión otra vez.
Siempre recordandome que la herida es una grieta, que duele cada vez que la alegría se manifiesta.
Y todo se trastorna
Donde no se contagian las sonrisas
Se vuelven lagrimas, se vuelven angustias
Y florece la locura
En donde te descubres desubicado
Y te grita que no está listo para dejarse ver
Y patea fuerte
Y maldice por forzarlo a compartir con gente
Y te clava fierros en la llaga
Y te recuerda que aún no tiene fuerzas necesarias
Para volver a la normalidad
Que algó ahí no es ni será nunca igual
Que deje de aparentarlo
Que deje de ignorarlo y con ello intentar remediarlo
Que eso no se cura
Que aún no existe prótesis para el alma
Me provoca
Y tira una manta
En la que se dibuja la muerte
Y quiere darme a entender
Que es la solución que me niego a tomar
Que estoy negando mi destino
Y estoy jugando a empezar de nuevo
Cuando es claro que nunca empezaré a empezar
Por que la tragedia tiene remedio
Pero no es el que le quiero dar
Sino que, es el que toca ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario